Establecimientos analizados: Voglia Di Pizza







DIRECCIÓN: Via dei Giubbonari, 33. Roma.
TELÉFONO: 39 06 687 5293.
PÁGINA WEBwww.vogliadipizzaglutenfree.com
PRECIO MEDIO: 20€.

Voglia di Pizza era uno de los restaurantes que más me habían recomendado, así que fue el primero que apunté en el mapa de Roma, y también al primero al que fuimos en nuestra estancia allí.

A pesar de estar muy céntrico, nos costó un poquito encontrarlo porque nuestro mapa no marcaba la calle dei Giubbonari. De hecho pasamos por delante y yo ya estaba tan cansada de la lluvia y de andar, que ni lo vi. Menos mal que Chris iba más atento y enseguida se dio cuenta. Y allí entramos, casi a las 5 de la tarde (madre mía el tiempo que le lleva a uno ver el Coliseo, el Foro Romano y la Boca de la Verdad). Tuvimos suerte, porque la cocina está abierta de 12 a 00:30. Había poquita gente. Nos ofrecieron carta con y sin gluten, y pedimos la sin gluten (aunque Chris pidió después la normal para ver si los precios eran los mismos). Me pareció un poco carete (no más que el resto), pero al final resultó muy bien de precio. Lo bueno es que no nos cobraron cubierto, y que en el precio ya estaba incluido el IVA.

El restaurante es muy coqueto por dentro, con unas 10 mesas y un estilo clásico. Para beber pedimos agua (los precios de las bebidas en Italia son descabellados) y de primero cada uno escogió un primero de pasta: uno llevaba rúcula y queso (y algo más que no recuerdo), y el otro atún, aceitunas, mozarella y tomatitos cherries. Nos hizo gracia que nos los trajeran los platos con banderitas puestas (supongo que eso significaba que eran sin gluten).


Después pedimos una pizza calzone para compartir, que eligió Chris. No recuerdo qué llevaba exactamente dentro, pero seguro que llevaba carne y queso. La masa estaba crujientita, muy bien elaborada. 


De postre, ya bastante llenos, pedimos un tiramisú para compartir. El servicio estuvo bien, aunque las camareras estaban un poquito "a lo suyo", aunque también es verdad que las 5 de la tarde no son horas de comer, y tenemos que agradecer que tuvieran la cocina abierta de continuo.



En total pagamos entre los dos 35,5€, bastante bien si tenemos en cuenta que teníamos un primer plato cada uno, una pizza calzone y un tiramisú a compartir, y una botella de agua grande. Aquí tampoco te cobran el cubierto ni el servicio, así que no hay que calcular costes extra.

En resumen, nos gustó mucho Voglia di Pizza y no fue nada caro para estar tan bien situado, en pleno centro de Roma, muy cerquita de la Piazza dei Fiori. Si vais, no os lo podéis perder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips