VIAJAR SIN GLUTEN:: Planificar:: Países en desarrollo


Isla Beachcomber. Aquí no tuve ni que preguntar qué
llevaba gluten, ¡todo era fruta, carne y pescado a la plancha...!

Los países en desarrollo suelen ser los que nos dan más miedo a la hora de viajar, y no nos faltan motivos. Sin embargo, no es tan complicado como parece. Por supuesto, meter todos los países en el mismo saco no tiene mucho sentido (no es lo mismo Bolivia que Etiopía o India). Además, muchos países consumen principalmente cereales sin gluten, como arroz, y en algunos de ellos es posible encontrar zonas rurales donde aun no han llegado productos manufacturados con cereales como trigo.

En cualquier caso, llamaré países en desarrollo a aquellos que:
  • -No tienen asociación de celíacos.
  • -La celiaquía y el gluten son desconocidos.
  • -No hay etiquetado específico ni productos especiales para celíacos (o bien son difíciles de encontrar).
  • -La higiene alimentaria es reducida (aunque esto es discutible)
  • -No hay hoteles y restaurantes adaptados para celíacos.
  • -En algunos casos, salvo Latinoamérica, la comunicación es más complicada: idiomas diferentes e incluso un alfabeto distinto.

A simple vista parece que son destinos imposibles para celíacos, pero nada más lejos de la realidad. Eso sí, aviso, necesitáis mayor planificación. Aquí os doy algunas claves sobre qué investigar sea cual sea el país al que viajáis:


A TENER EN CUENTA EN PAÍSES EN VÍAS DE DESARROLLO

Agricultura: ¿qué cosa más tonta, no? Pues no. En muchos países no se cultivan cereales con gluten y la mayoría de sus platos se elaborar con maíz y arroz, especialmente en las zonas rurales donde aun no han llegado los productos de importación (aunque sí snacks, orientados especialmente a turistas). Esto significa que si en una zona en concreto no se cultivan cereales con gluten, es muy posible que sus platos tradicionales sean aptos. Podéis encontrar esta información en Wikipedia.

Platos típicos: cuando viajamos a otro país lo normal es que nos encontremos con una gastronomía diferente y con productos totalmente distintos y es probable que no sepamos qué ingredientes tiene un plato. ¿Por qué no le echas un vistazo a sus platos típicos antes de ir? Procura mirar su aspecto, los ingredientes que tienen y cómo se llaman. Es posible que no sepas si puedes comer uno, pero podrás descartar muchos.

¡Que no cunda el pánico!: a mi siempre me ha resultado fácil comer en países como Marruecos, Fiji o Vietnam, simplemente porque estos países, como todos, también tienen mercados donde comprar fruta (y muchas veces carne y pescado preparado a la plancha), además de snacks callejeros 100% libres de gluten como plátanos asados, mazorcas de maíz, batidos naturales o arroz con leche. Encima, suelen tener un horario muuuy amplio. El truco es volver a lo local: si vas a restaurantes turísticos verás que tendrán pasta y todo tipo de productos importados, pero en la calle todo cambia. 

¡Ojo con las salsas! Esto suele ser lo más complicado. Procura evitar las salsas en la medida de lo posible porque será difícil saber qué llevan. Especialmente atentos con la de soja, que lleva gluten de forma general (aunque hay marcas que la hacen sin gluten, pero no os confiéis si vais a Asia). 

Desayunos: los desayunos en los países en desarrollo suelen ser distintos a los que estamos habituados. En Marruecos desayunan por ejemplo té, pan de pita y cringals con mantequilla y mermelada -una especie de crêpes. En los hoteles es posible que encontréis más cosas, pero los tradicionales no llevan más. En Camboya por ejemplo desayunan arroz, cada uno a su manera. Así que en algunos lugares encontraréis facilísimo el desayunar, y en otros convendrá que os llevéis algo (o compréis algo en un mercado) para comer más completo.

Descargad aquí las tarjetas en idiomas y vocabulario básico para celíacos.


Blogging tips