VIAJAR SIN GLUTEN:: Planificar:: Salud en viaje


Con el dedo roto en Fiji, ¡cosas que pasan!
¿A quién no le ha pasado que se pone pachucho durante un viaje o que tiene un pequeño (o gran) percance? Ponerse malo mientras viajamos no es extraño y no debemos de alarmarnos, aunque sí es conveniente irse con las cosas bien organizadas. Algo que tenemos que recordar los celíacos de vez en cuando, y que yo puedo corroborar después de haber vivido en un país en vía de desarrollo y en el que he comido de puestos callejeros siguiendo una dieta sin gluten, es que los celíacos no solo nos ponemos malos por comer gluten, ¡a veces nos ponemos malos por otras cosas! Normalmente, cuando nos duele la tripa enseguida creemos que es porque hemos comido algo con gluten, pero los motivos pueden ser muchos. Por ejemplo, cuando estuve 6 meses en Camboya me puse malilla en 2 ocasiones, pero nada grave. Yo tenía mucho cuidado y siempre pensé que sería porque el agua que había bebido no estaba del todo bien. Luego venían no-celíacos que estaban 10 días y se pasaban 5 con dolor de tripa...

Los viajeros, sean o no celíacos, suelen experimentar problemas intestinales y digestivos
durante los viajes. Suele ser por beber de un agua que no era 100% potable o por intoxicación alimentaria. Así que cuando nos pongamos malos, no hay que pensar solo que ha sido el gluten.





Pido la Tarjeta Sanitaria Europea si voy a viajar por Europa

Con esta tarjeta podemos utilizar los servicios médicos de la Seguridad Social del país al que viajamos (incluye Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipe, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Suecia, Suiza y Reino Unido). Es decir, si nos encontramos mal, podemos ir a un hospital público y presentando la tarjeta nos podrán atender y no tendremos que hacernos cargo de la factura. Para solicitar la TSE hay que rellenar un formulario en la Sede Electrónica de la Seguridad Social. Una vez solicitada, llegará al domicilio en un plazo de 10 días (yo normalmente voy a la oficina de la SSSS y allí me la hacen en el momento, aunque cuando estaba en paro me dieron un papelito con el cual solo estaba cubierta durante los días de mi viaje).



Contrato un SEGURO DE VIAJE si viajo fuera de Europa

Mucha gente no lo hace y es un error tremendo. Cuando te vas de viaje no sabes qué puede pasar. Por ejemplo, en Australia me rompí un dedo haciendo surf y dos visititas al hospital (diagnóstico, radiografía y segundo diagnóstico con enfermería) me costaron alrededor de $400, y además no pude hacer algunas actividades de las que tenía contratadas. Mi seguro me pagó a la vuelta las facturas del hospital y el importe de las actividades que pagué y no pude hacer. En Camboya tuve un accidente de autobús y por suerte salí ilesa, pero imaginaros si pasa algo, la factura podría ser considerable (una amiga tuvo allí una intoxicación alimentaria -que pensaba que era malaria- y entre pruebas, diagnóstico y pastillas, pues más de $300, aunque también os digo que era un hospital internacional, si hubiera ido a uno de tipo local no le hubiera costado eso, pero tampoco nos fiábamos). Mini consejos:
    • Algunas tarjetas visa tienen un seguro: está bien que sepáis qué os cubre y cómo contactar.
    • Aviso: en España como tenemos Seguridad Social no somos conscientes de a cuánto suelen ascender los gastos médicos y os puedo asegurar que cualquier percance que tengáis os va a salir más caro de lo que estáis pensando. Por eso es importante el seguro.
    • Por experiencia personal, yo siempre he contratado el seguro con Intermundial. La primera vez lo cogí con ellos por dos cosas: precio (me costaba 100€ para un año entero y me cubría todos los países del mundo) y por el seguro Aventura Plus en si mismo, ya que cubría accidentes producidos durante una actividad de riesgo, como buceo, escalada, puenting, mountain bike y mil más. Éstas cosas no las suele cubrir el seguro y tenéis que tenerlas en cuenta.
    • Valorar lo importante: que os den dinero por si perdéis un vuelo, o la maleta... es importante. Pero es mucho más importante que os cubra gastos médicos, repatriación... porque si tenéis la mala pata de tener un accidente, lo último que querríais es preocuparos por el dinero o incluso arruinaros, que ya ha pasado.

Llevo una tarjeta de crédito por si las moscas

Llevo una tarjeta de crédito: como siempre he viajado con muy poco dinero (a Camboya me fui con 200€ y no es broma), siempre llevo una tarjeta de crédito para poder pagar emergencias, como por ejemplo, la factura de un hospital porque al final, aunque el seguro la va a pagar, tú tienes que adelantar el dinero.




Preparo un botiquín pequeño

Antes de cualquier viaje preparo una especie de botiquín con las cosas básicas (tiritas, gasas, esparadrapo, ibuprofenos, compeed, tijeras, agua oxigenada...). Para las situaciones en que pueda tener problemas intestinales (porque haya comido gluten, por intoxicación alimentaria, por cambio de agua...) no llevo nada específico aparte de un antidiarreico que no he tenido que utilizar nunca por suerte.



Como ya he dicho antes, me he puesto mala estando de viaje pero nunca ha pasado de molestias de estómago y no sé decir si fue por haber comido algo con gluten, porque el agua no era buena o por una intoxicación alimentaria. En este caso simplemente seguía las indicaciones que se suelen dar para problemas leves:

  • Beber mucho líquido (agua embotellada).
  • Hacer dieta "blanda": leche y yogures desnatados, pollo sin piel, claras de huevo, arroz blanco, pan blanco, quesos bajos en grasas, zanahoria, infusiones, manzana, pera, purés de verdura caseros...
  • Tomar sales de rehidratación oral.
  • Descansar: admitir que estamos pachuchos cuanto antes y cambiar los planes de viaje. Si tienes que estar descansando en la habitación del hotel unos días, te quedas.

Para cuando la cosa se pone más seria, lo mejor sería:
  • Llamar al seguro para que nos digan a qué hospital acudir (aunque a veces no hace falta), o acudir directamente a un centro médico si no tenemos seguro.
  • Si estamos solos y nos ingresan, avisar cuanto antes a la familia o amigos por si pudieramos necesitarles.
  • Tomar sales de rehidratación oral o un antidiarreico en caso de que tengamos diarrea o vómitos. Algunos antidiarreicos se pueden conseguir sin receta médica, pero lo mejor es ir al médico de cabecera para pedir recomendación antes de marcharnos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips