Establecimientos analizados: Pizzeria La Luna





DIRECCIÓN: Via Gioberti Vincenzo, 93. Florencia.
TELÉFONO: 39 055 66 38 10.
PÁGINA WEBwww.pizzerialaluna.it
PRECIO MEDIO: 20€

La Pizzería La Luna era otro de los sitios que tenía fichados de antemano. Lo había marcado en el mapa y la verdad es que quedaba un poco a desmano, a unos 20-25 minutos andando desde la catedral hacia el este de la ciudad. Nosotros aprovechamos el trayecto para ver la iglesia de Santa Croce. Hacía un día horrible de lluvia, gris a más no poder, pero en cuanto llegamos se me pasaron todos los males.

Había visto en internet que este restaurante estaba certificado por AIC y que tenía una carta con mucha variedad de platos sin gluten, entre ellos pasta. Cuando llegamos era un poquito tarde y la gente ya estaba por el postre, o casi. Pero la cocina está abierta todo el día, así que no había problema. Les informé de que era celíaca y me dijeron que no había carta específica para celíacos, pero que podía pedir prácticamente todo, que me lo harían sin gluten. Además me fijé en una pizzarrita que había en la pared, en la que habían escrito principalmente los postres disponibles ese día. Y todos, todos, eran sin gluten: tiramisú, tartas, crema catalana, fondue e chocolate...

La camarero vino a preguntar si nos habíamos decidido. No, claro que no. Era tan complicado... Había tantas cosas ricas... Y tantas cosas que no sabíamos ni qué eran... Al final Chris eligió un plato principal: una pizza calzone braccio di ferro (con mozarella, ricotta, espinacas y jamón york) y yo, unos cappellacci di erbette e ricotta ai fiori di zucca burrata e ciliegini. Casi nada =)


La pinta de los platos lo dice todo: estaban buenísimos. Pero buenos, buenos. Los restaurantes de Pisa y Siena nos habían gustado, pero la comida de Pizzería La Luna nos pareció excelente. Pusieron buenas raciones, sin escatimar en ingredientes y muy buenas de sabor. Solo hace falta ver el relleno de la pizza calzone de Chris:


De postre pedimos tortino al cioccolato con cuore fondente y un cheesecake. No nos decepcionaron. En absoluto. De hecho por dentro estaba pensando en cuándo iba a volver a Florencia para probarlos de nuevo. ¡Qué cosa más rica! Sobre todo la tartita de chocolate con caldo de chocolate caliente por dentro. Y además eran caseros.

 

Al final pagamos 32€ entre los dos, que incluían el cubierto (1,5€), dos postres, pizza calzone, pasta cappellaci, Pepsi y un café. Nos pareció un precio más que justo porque la calidad de la comida había sido muy buena y nos llenamos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips