VIAJAR SIN GLUTEN:: Cocinas del mundo:: Americano



UNA PEQUEÑA INTRODUCCIÓN

Hablar de la cocina americana (refiriéndonos como americana a la estadounidense aunque eso esté mal) es difícil, especialmente porque ha sido muy influenciada por la inmigración, tanto en uso de ingredientes como en forma de cocinar y platos tradicionales, de forma que aquella cocina de los nativos americanos es distinta de lo que se conoce hoy en día; y también porque es un país de grandes dimensiones y generalizar no sería correcto.

Hoy en día, la gastronomía americana es una mezcla de ingredientes y platos de distintas procedencias: criolla, tex mex, cajun, soul food... y fast food; y en general, lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos de cocina estadounidense es  el pavo de Navidad, las hamburguesas, los hot dog, los costillares, las tartas de manzana, la mantequilla de cacahuete y la langosta. También el término


El trigo es el cereal más empleado (mal empezamos) También se utiliza el pavo, la carne de ciervo, las patatas, el maíz, la calabaza y el sirope de arce. En general, el pan y la carne están presentes en casi todos sus platos (hot dogs, hamburguesas, pavo, costillares...).



Apto Puede ser apto /  No apto (salvo elaboración especial)


La mayoría llevan gluten por todas partes, pero lo bueno es que son muchas las cadenas de restaurantes americanos (como Vips, McDonalds y Tommy Mel's) que nos permiten a los celíacos probar algunos de ellos.  Y, por otro lado, aceptan muchas variaciones y nos los podemos hacer en casa sin ser muy cocinillas.
  • Hamburguesas: el plato estrella de la gastronomía americana (que en realidad fue llevado por los alemanes). Las hamburguesas no solo llevan el gluten en el pan: en muchas ocasiones la carne ha sido cocinada en una plancha junto a ingredientes con gluten, y a veces se le añade harina para que la hamburguesa quede más uniforme. La buena noticia es que es un plato sencillo de hacer en casa y por suerte cada vez hay más restaurantes y cadenas de restauración que venden hamburguesas completas sin gluten. En McDonalds de EEUU no tienen pan sin gluten, por cierto.
  • Hot dogs: las salchichas entre pan tienen el mismo problema que la hamburguesa: no solo hay que sospechar del pan (principal sospechoso), sino también de las salchichas y de las salsas.
  • Cookies: galletitas con trocitos de chocolate. Por supuesto, rellenas de gluten por dentro y por fuera. Sin embargo, hay pocas marcas singlu hoy en día que no tengan al menos una variedad. Por cierto, también hay muchas pastelerías que las hacen riquísimas y sin gluten.
  • Chips y french fries: patatas fritas, unas de estilo bolsa y otras como las que nos sirven para acompañar con muchos platos (menos en Vips, que en Vips te ponen de bolsa). Son sin gluten, pero hay que asegurarse de que se han hecho en una freidora exclusiva para patatas o en aceite limpio.
  • Ribs: costillares con diversas salsas. Aunque puede parecer un plato seguro, muchas veces se le añade al costillar la salsa barbacoa antes de llegar a la mesa. Por ello, hay que insistir en la elaboración, contaminación cruzada y las salsas. En Foster's Hollywood tienen costillares en su menú sin gluten.
  • Fried chicken: pollo frito (como el de KFC), ese plato tan poco calórico y sano... Va bien rebozadito en gluten para que no haya dudas de que no lo podemos comer. Por cierto, KFC no tiene pollo frito para celíacos en ningún lugar del mundo. En Foster's Hollywood puedes probar alitas de pollo frito.
  • Peanut butter: mantequilla de cacahuete que acompaña tostadas, tartas, helados y más. Es adictiva y engorda muy mucho, pero entre sus ingredientes no suele estar el gluten (tradicionalmente lleva solo cacahuetes y sal), aunque hay que mirar el etiquetado porque varía de una marca a otra. La de Hacendado es apta y hay varias marcas estadounidenses cuyo peanut butter también lo es: Adams, Crazy Richard's, Goober, Jif, Krema, PB Cave, Peanut Butter & Co, Peter Pan... Podéis ver más aquí.
  • Cheesecake: tarta de queso, normalmente acompañada de mermelada de frambuesa. Tiene gluten claro, pero ¿porqué no hacer una en casa? Esta receta de singlutenismo es perfecta.
  • Brownie: pastelito de chocolate pequeño que se suele servir con nueces y sirope de chocolate calentito. También lleva gluten, aunque hay muchas pastelerías, marcas de comida singlu e incluso restaurantes como Vips o Eh Voilá que lo sirven de postre. Si lo queréis hacer en casa, aquí tenéis una receta de La Chef sin gluten.
  • Pizza: muchos países se disputan el origen de la pizza, y aunque Italia tiene todas las de ganar, en Estados Unidos las pizzas tienen un lugar especial y se pueden encontrar en cada esquina. Lo bueno es que muchas pizzerías tienen base sin gluten, y lo malo es que hay que insistir mucho en la contaminación cruzada para no llevarse una sorpresa.
  • Burritos: tortilla de harina de trigo enrolladita y blandita rellena de carne picada y fríjoles refritos. Tampoco es apto, de ninguna manera. Se puede sustituir por tacos de maíz. Plato típico de la cocina tex-mex.
  • Tacos: son tortillas generalmente de maíz, aunque en el norte de México se elaboran con harina de trigo y muchas veces con ambas, por lo que es importante saber bien los ingredientes. Suele ser de forma redonda, doblada en dos y abierto por los extremos. Se come caliente. Otro plato típico de la cocina tex-mex.
  • Sandwiches: elaborados de todas las maneras habidas y por haber, y con pan con gluten de forma general, aunque se suelen encontrar fácilmente en muchos restaurantes de Estados Unidos. También podéis probar sandwiches en Vips y en Tommy Mel's.

En Estados Unidos hay dos problemas con los restaurantes: muchos no se quieren arriesgar a ofrecer comida sin gluten porque miedo a tener un fallo y recibir una demanda que en algunos casos puede hundir el negocio; y por otro lado, la dieta sin gluten se ha puesto de moda entre celebrities no celíacas y seguidores con poca cabeza y ha levado a que muchos restaurantes ofrezcan platos sin gluten como "moda" sin cuidar la contaminación cruzada ni el origen de algunos ingredientes (vaya, que le ponen al hot dog un pan sin gluten y aunque la salchicha tenga gluten y se haya preparado sobre un montón de migas, se vende como sin gluten porque obviamente a los que hacen la dieta sin gluten por gusto la contaminación cruzada les importa poco. Es decir, venden comida no apta para celíacos, como sin gluten. Como si no tuviéramos dificultades ya.

Pero todo tiene su parte buena: hay muy buen conocimiento sobre la dieta y se toman en serio la enfermedad celíaca. Es posible que entres a un restaurante con supuestos platos sin gluten pero al decir que eres celíaco no te quieran servir para no arriesgarse, pero por supuesto no ocurrirá en todos.


¿QUIERES VER RESTAURANTES AMERICANOS EN ESPAÑA?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips