viernes, 30 de enero de 2015

La Galería Ufizzi

Si bien nuestra intención inicial antes de llegar a Florencia era la de visitar la Galería de la Academia para poder ver la escultura original de Miguel Ángel, cuando llegamos y fuimos a pagar la entrada yo me enfadé muchísimo porque la tarifa reducida para menores de 25 a la que se supone que se podía acoger Chris, finalmente no nos sirvió porque a pesar de ser residente, él no había nacido en Europa y por tanto no tenía derecho a la reducción. Me dio tanta rabia que me negué a pagar 16€ para ver una escultura, y pensé que sería mejor invertirlos en una de las colecciones de pintura más ricas y famosas del mundo: la Galería Ufizzi.


Así que allí fuimos contra todo pronóstico. Pagamos la entrada sin ningún tipo de reducción y entramos al museo después de pasar un control de seguridad.


Las salas de pintura de la Galería Ufizzi están ordenadas cronológicamente y gracias a la estructura del museo en forma de U es muy sencillo recorrerlas sin perderse. La parte más famosa y donde se agolpa más gente es la que acoge al renacimiento italiano, con obras de genios como Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano.


La construcción del edificio comenzó en 1560 por orden de Cosme I de Médici para sustituir al Palacio Vecchio como residencia. En 1581 finalizaron las obras y el edificio comenzó a albergar las innumerables obras de arte que había reunido la familia Médici durante décadas.

 

Cuando nosotros estuvimos el edificio se encontraba en obras de ampliación para poder exhibir todo lo que hasta ahora, por limitaciones de espacio, ha sido imposible.
Entre los cientos de obras que componen la galería hay varios tesoros, como el Nacimiento de Venus de Sandro Botticelli.
El nacimiento de Venus
Los grandes ventanales de la galería de la planta superior tienen unas vistas preciosas del Ponte Vecchio al atardecer y del Palazzo Vecchio.


Y desde su cafetería también hay una vista privilegiada de la catedral, el campanario 


Cuando terminamos de visitar el museo ya estaba muy oscuro y aprovechamos la tregua que nos estaba dando la lluvia para volver a ver Florencia de noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips