domingo, 28 de noviembre de 2010

DIARIO DE VIAJE:: Australia en un mes


INTRODUCCIÓN AL VIAJE

El 30 de septiembre de 2010, después de muchas horas de vuelo, 4 menús sin gluten y un día en Dubai, llegué a las Antípodas. Mi sueño, ése que siempre había visto tan lejano, se hacía realidad. Aterricé en Auckland y me recogió la monitora del programa al que me había apuntado: New Zealand & Australia Semester Program, de Pacific Discovery. Después de acabar la carrera de Turismo y mientras cursaba el máster, decidí que me vendría bien afianzar el inglés en el extranjero. No quería ir a Irlanda ni a Reino Unido, porque ya había estado y sabía que iba a haber muchos españoles. Pensé que sería buena idea ir a Nueva Zelanda y Australia. 

Entonces topé con un semestre program, un programa que consistía en dos meses de viaje por Australia y Nueva Zelanda haciendo expediciones y trabajos de voluntariado, viajando en furgoneta, durmiendo en albergues y tiendas de campaña... y todo con un grupo cuya lengua nativa era el inglés. Me pareció mucho mejor que estudiar en una academia... De hecho, durante el programa tuve bastantes dolores de cabeza porque podían pasar días hablando solo inglés, sin hablar con nadie de mi familia, y sin toparme con ningún español (en algunos sitios directamente no nos encontrábamos a nadie). No es porque en Nueva Zelanda y en Australia no haya españoles, sino porque pasamos bastante tiempo en lugares en un poco remotos.

El viaje por Nueva Zelanda duró algo más de cinco semanas, en las que además de conocer el país y disfrutar de los paisajes, aprendimos muchísimo y vivimos experiencias que habría sido difícil vivir de otra forma. Compartí el viaje con Holly (la monitora, de Australia), Brooke, Audrey, Gill, Julia, Ben P., Ben Z., Ben G., Josh, Jake y Jeremy. De Inglaterra, Nueva York, Boston, California, Michigan y Connecticut. 


ITINERARIO



Aquí os dejo el itinerario por tramos con enlaces a las entradas en el blog:

Días 1-2: Brisbane: llegada a Brisbane desde Nueva Zelanda. Visita de la ciudad y del zoo de Brisbane. Nos alojamos en el hostel YHA Brisbane City.


Días 3-4: Noosa Heads: dos días en este pueblo de la Sunshine Coast, nadando en su playa y paseando antes de empezar el siguiente proyecto de conservación. Alojamiento en Flashpackers Noosa.


Día 5: Hervey Bay: un día tranquilo en Hervey Bay, puerto desde el que salen las excursiones a Fraser Island. Dormimos en cabañas en Colonial Village Resort.


Días 6-8: Expedición por Fraser Island: excursión de tres días por la isla de arena más grande del mundo. Nos movimos en un vehículo 4x4 a través de dunas, playas, lagos y selva. Vimos el buque Maheno semihundido y flotamos en un riachuelo de agua salada. Nos alojamos en las cabañas de un resort de la isla.


Día 9: Emu Park: día de descanso en este pequeño pueblo durmiendo en Emu's Beach Resort.


Días 10-14: Proyecto de conservación en North Keppel Island: ayudamos al departamento de conservación en una isla al sur de la Gran Barrera de Coral. Recogimos la basura de una playa, participamos en talleres educativos con un grupo escolar y limpiamos las instalaciones. Pero no todo fue trabajo: hicimos snorkel con tortugas, nos bañamos en playas vírgenes y observamos el plancton con microscopios, Allí montamos campamento en unas instalaciones muy básicas.


Días 15-17: Byron Bay: unos días de descanso en este pueblo conocido por su ambiente hippie y por la cantidad de surfistas en sus playas. Allí no hicimos surf, pero sí kayak entre delfines. Además hicimos varios paseos (uno de ellos hasta el faro). También participé en una clase de circo. Dormimos en unas cabañas que no he podido encontrar en internet. 


Días 18-22: Surf Camp: curso de surf intensivo de cuatro días en el Surfaris Camp. Yo no pude aprender mucho porque el primer día ya me rompí el dedo (¡haciendo surf!). Nos alojamos en el propio campamento, en dormitorios.


Días 23-24: Blue Mountains: quizá uno de los lugares que más me sorprendió de Australia. Un parque nacional en el que se encuentra uno de los símbolos más conocidos del país: las Three Sisters. Mi grupo hizo una actividad de rappel y de mountain bike, y yo me quedé dando vueltas con mi dedo roto. Nos alojamos en YHA Blue Mountains.


Días 25-28: Sydney: terminamos el viaje en la ciudad más conocida de Australia, cogiendo un ferry para ver la playa de Manly, viendo el Opera House y caminando a través del Harbour Bridge... Yo además disfruté un par de días más de la ciudad, especialmente en Bondi Beach, y me tocó visitar el hospital "de ojos y manos" para que me apañaran mi dedo antes de volar a Fiji. Nos alojamos en el YHA Sydney Railway.




COMER SIN GLUTEN

Al igual que me pasó en Nueva Zelanda, cuando llegué a Australia no sabía muy bien lo que me esperaba, aunque al final la experiencia comiendo sin gluten fue muy positiva.

Generalmente solíamos ir a los supermercados (Coles y Woolsworth) a hacer compra para poder cocinar por nuestra cuenta cuando íbamos a los albergues o acampábamos. La comida no era barata, pero en todos los supermercados en los que estuve tenían muchísimos productos sin gluten, incluso comidas ya preparadas que venían fenomenal para los días un poco duros.

En otras ocasiones nos prepararon la comida (en Fraser Island y en el surf camp). En ninguno de ellos tuvieron problema para prepararme un menú sin gluten. En Fraser Island por ejemplo me habían comprado pan y muesli para desayunar. Siempre, siempre había fruta.

La enfermedad celíaca y la dieta sin gluten son muy conocidas en Australia, y en parte comer sin gluten se ha convertido en una moda, lo que ha hecho que muchos restaurantes y establecimientos ofrezcan gluten free food sin garantías (con contaminación cruzada). Ojo especialmente con las cadenas de comida rápida, ya que muchas indican claramente que no garantizan la ausencia de gluten.

Estuve en varios restaurantes, pero podéis ver mi experiencia en Eagle Boy's Pizza, donde tenían bases de pizza sin gluten pero había que andar con ojo con la contaminación; y en Bay Kebab's, en Byron Bay, donde comí mi primer (y último) kebab.

Podéis echarle un ojo también a la GUÍA DE AUSTRALIA SIN GLUTEN.





ALOJAMIENTO

El alojamiento en Australia fue una mezcla de cómodos albergues, como el de Brisbane, que tenía una piscina y terraza en el ático con vistas a toda la ciudad; el de Noosa, que estaba preparado para surferos, también con una piscina; el de Blue Mountains, el único que tenía calefacción de los que estuvimos (se notaba la bajada de temperatura) y el de Sydney, ubicado en una antigua estación de tren, en la que es posible incluso dormir en vagones acondicionados.

También nos tocó acampar en North Keppel Island. Allí teníamos una mesa de madera y un rudimentario baño que compartíamos con todo tipo de fauna. Lo demás lo poníamos nosotros: hornillos, tiendas, sacos de dormir... En Hervey Bay, Fraser Island y Byron Bay nos alojamos en cabañas privadas (con muchas camas, pero privadas). En Crecent Head estuvimos en un campamento de surf que tenía un par de habitaciones dormitorio, una para chicas y otra para chicos.

En Emu Park estuvimos en unos apartamentos muy chulos, también con piscina... Un lugar perfecto donde descansar, aunque no nos quedamos mucho tiempo.

En resumen, nos alojamos así:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips