miércoles, 3 de agosto de 2005

Glendalough: lagos e historia en Wiclow

Glendalough, que significa "valle de los dos lagos" en gaélico es un conjunto monarcal enmarcado en un paisaje impresionante dentro del condado de Wiclow, en Irlanda.

St. Kevin's Kitchen
Aunque su historia comienza en VI de la mano de San Kevin, la mayoría de los edificios de Glendalough se construyeron entre los siglos VIII y XII. A lo largo de su historia sufrió saqueos por parte de ingleses y vikingos, algo que junto al paso del tiempo hizo necesaria la restauración del conjunto en el siglo XIX.
Upper Lake
Está dividido en dos lagos, el Upper lake o lago superior, y el Lower lake o lago inferior. El Upper lake alberga edificios pequeños relacionados con San Kevin, como la iglesia Reefert o la antigua casa del santo, además de unas vistas preciosas sobre el lago.


En el Lower lake se pueden encontrar los edificios mejor conservados y más conocidos, como la torre cilíndrica de 33m de altura, símbolo del lugar; St. Kevin's Kitchen, un oratorio que poco tiene que ver con cocina; o la catedral, el edificio más grande que se conserva.

Casa de los curas y torre cilíndrica.
Si vais a Dublín y tenéis un día libre, os recomiendo al 100% que visitéis este enclave para adentrarse en el paisaje e historia irlandeses. Podéis llegar allí en coche, en bus o contratando una excursión. Está a poquito más de una hora de la capital y realmente merece la pena. Tenéis más información aquí.

Upper Lake

martes, 2 de agosto de 2005

Jardines de Powerscourt

A menos de una hora en coche desde Dublín y cerca del pueblo de Enniskerry se encuentra la mansión de Powerscourt House. La construcción del edificio comenzó en 1731 y duró 10 años, aunque en 1974 sufrió un incendio que destruyó todo el interior de la mansión.

Jardines de Powerscourt
Pero si hay algo que merece destacar de Powerscourt, más allá de la mansión, son sus jardines. Muy posteriores a la fecha de construcción de la mansión (se terminaron en 1875), se consideran unos de los más importantes de Irlanda.Los jardines están divididos en varias partes: jardín italiano, jardines japoneses, cementerio de mascotas (curiosísimo), lago del tritón, la cascada Andrews...
Lago del tritón y cementerio de mascotas
Es una visita ideal para hacer con niños, pero es entretenida para cualquiera y requiere de al menos medio día para realizarse.
Estanque de Powerscourt

lunes, 1 de agosto de 2005

Unos días en Dublín

Cuando estuve estudiando inglés en Irlanda, tanto el colegio como la casa en la que viví estaban a las afueras, pero tuvimos unas cuantas excursiones para conocer Dublín (aunque no tanto como a mi me hubiera gustado). Tengo una visita pendiente porque la verdad es que no recuerdo la ciudad mucho.

Una de las visitas imprescindibles a Dublín es la calle O'Connell Street, la arteria principal de la ciudad, en la que se puede encontrar gente a cualquier hora del día. Esta calle comienza en el puente O'Connell sobre el río Liffey, uno de los ríos que atraviesa la capital, y termina en Parnell Street.

Dublín
También merece una visita la calle Grafton Street, una gran avenida peatonal repleta de tiendas y en la que se encuentra la estatua de Molly Malone. Una escapada a Dublín no tendría sentido sin una visita al Temple Bar, uno de los barrios más carismáticos y conocidos de la ciudad y que en la actualidad se considera el centro cultural y de ocio más importante de Dublín. También aquí no os podéis perder los típicos pubs irlandeses en los que no faltan distintos tipos de cerveza.

La Universidad de Trinity College, la más antigua de Irlanda y una de las más conocidas en todo el mundo en parte por sus examenes de inglés (una alternativa a los de Cambridge) también es un punto de visita obligatoria. Fundada en 1592, acoge una gran biblioteca en la que se puede encontrar el libro de Kells en el que se pueden leer los cuatro evangelios escritos en latín y por ello es considerado el tesoro de la biblioteca.
Trinity College y Guiness Storehouse
Si os gusta la cerveza -mal plan para celíacos- también es posible realizar una visita a la fábrica de Guinness en la ciudad, la Guinness Storehouse. El edificio, que en el pasado funcionó como lugar de fermentación de la cerveza Guinness, se reabrió en 2000 como un pequeño museo de la cerveza. Me resultó muy curioso que el Libro Guinness de los Récords tuviera su relación con la cerveza: todo debió de empezar en una búsqueda por encontrar el pájaro más rápido.

Cuando estuve también visitamos Dublinia, un museo que permite viajar el pasado para conocer como se vivió en Dublín en la época vikinga y medieval. Es uno de los museos más entretenidos y didácticos que he visitado, y desde luego otra de las visitas imprescindibles si estáis interesados en conocer la historia de la ciudad. Además está ubicado dentro del Synod Hall, un edificio neogótico que merece mencionarse.
Dublinia
La catedral de Chris Church es uno de los templos más importantes de la ciudad y merece la visita se sea creyente o no. Por otro lado, la catedral de San Patricio (ese que da nombre a una fiesta que ha pasado de ser cristiana a ser el agosto para las cerveceras), es otro de los templos a visitar y en el que a pesar de los trabajos de restauración, todavía es posible ver restos de la antigua iglesia.

Catedral de Christ Church

sábado, 30 de julio de 2005

Estudiar inglés en Irlanda con Kells College

En 2005, después de varios veranos disfrutando de los campamentos de Baratze (100% recomendados),nos llegó un boletín de la asociación de celíacos en el que Kells College ofrecía cursos de verano en el extranjeros con garantías para celíacos. No dejamos pasar la oportunidad y en julio me planté en Dublín, junto a otros 100 españoles más, dispuestos a pasar un verano inolvidable y aprender algo de inglés.
Colegio irlandés
Mi experiencia fue positiva, pero por el precio del curso esperaba más. En cuanto a la comida, por ejemplo, me pareció bastante "flojita". Cabe decir que depende de cada familia, pero todos estábamos más o menos parecido. Desayunábamos bien, pero la comida siempre eran un par de sandwiches, el zumo y la manzana. Todos los días el mismo sandwich, durante un mes. Y lo mismo con la cena: un plato combinado de verduras a la plancha con pechuga de pollo fue la cena de todo un mes. No os puedo decir si esto pasaba en todas las familias porque allí les gusta cenar siempre igual, o si solo era mi familia que no se quería complicar la vida preparando algo sin gluten, pero ellos siempre cenaban lo mismo que yo.

Desayuno
En cualquier caso, la familia estaba solo "algo" enterada de lo que era la celiaquía: me pude dar cuenta cuanto me llevaron con la familia de otra estudiante celíaca a cenar a un Friday's (que no estaba en absoluto preparado para celíacos). Es posible que ahora exijan mayor conocimiento a las familias que acogen estudiantes celíacos (¡ya han pasado 9 años desde que yo estuve!).
Para mi fue muy interesante poder vivir con una familia distinta durante todo un mes. Recuerdo cómo la hija pequeña me repetía una y otra vez lo mismo para que le entendiese, cómo vi Titanic con la abuela en el sofá o cómo desayunaba con el padre, que era policía, antes de que se fuera a trabajar. Eran una familia muy agradable y la verdad, se portaron muy bien conmigo.
Viviendo con una familia irlandesa
En el colegio tuvimos unas clases de inglés que recuerdo como bastante buenas, pero flojeaban porque todos eramos españoles y claro... verano, vacaciones, sol, ...Mi profesora era australiana y el primer día nos hicieron pruebas de nivel para situarnos en una clase o en otra -y parece que casi todos estuvimos agusto con el nivel asignado-.

Momentos con los irlandeses
Teníamos actividades como bailes irlandeses, películas en versión original, visita a la fábrica Guinness, al museo Dublinia, gymkanas deportivas, salida a la bolera o fiesta con otros estudiantes (sin alcohol y con horario infantil, que éramos todos menores de edad). Los sábados había excursiones, bien de día completo o de medio día. Fuimos a los jardines de Powerscourt, al pueblito costero de Bray y al idílico pueblito monasterial de Glendalough. Los domingos los pasábamos con las familias, y era quizá, el día más entretenido y el más productivo.

Pueblito costero de Bray
Fue un mes divertido, quizá no tan intensivo en inglés como se espera por lo que se paga, pero creo que lo más importante de esta experiencia, más allá del nivel de inglés que puedas llegar a adquirir, es la posibilidad de salir por primera vez de casa de papá y mamá, de buscarte las castañas en otro idioma y de perder el miedo a equivocarte porque efectivamente, lo importante es poder comunicarse.
Blogging tips